viernes, 4 de enero de 2013

En la terraza del MNAC

4 de la tarde de viernes.

Café con leche largo de café y con sacarina. Mucha sacarina. No sé porqué me empeño en sustituir el azúcar por sacarina... como si las montañas de sacarina evitaran algo...
He venido a ver la exposición "Las artes de Piranesi" al Caixafórum y ya me he acercado aquí, parada obligatoria. Tenía ganas de ver esta exposición desde octubre y entre una cosa y otra no había encontrado el momento.

Aunque nunca es el momento.

Nos hallamos sumidos en toneladas de deberes diarios que nos someten a esa rutina impenitente, a ese "estar al tanto de todo", agenda completa, amigos cuidados, casa en orden, cuentas que no cojeen, familia telefoneada, pareja contenta y tus propias necesidades en la bolsa de la ropa sucia, abandonadas...
Me exaspera no tener tiempo para todo. Sé que no puedo abarcar todo, pero finalmente asumo que, resumiendo y simplificando, se trata de

elegir

Tengo una tarde libre y he de elegir entre un montón de deberes, responsabilidades y deseos, apetencias. Hoy he cerrado la puerta a los primeros y me he venido hasta el MNAC, en lo alto de Montjuic. Y me estoy tomando mi café con leche con sacarina sentada en la terraza, viendo unas vistas de Barcelona que me emocionan.

Por cierto, el café ya está frío; tengo esa extraña debilidad (por lo visto, heredada... gracias, papá).
Pero entre las nubes irreales que salpican hoy el cielo, ha asomado el sol. Estamos salvados, la estampa barcelonesa se ilumina.

1 comentario:

  1. De eso trata la vida... de ELEGIR!! Te sigo, te sigo Tita! :)

    ResponderEliminar